jueves, febrero 02, 2017

Todo comienza con la escritura

Estaba escuchando el podcast de seanwes, un episodio donde comentaba (como muchas otras veces) que todo comienza con la escritura. Ya había escuchado esa opinión de Sean, de hecho él tiene un curso y toda la cosa sobre el tema. Cuando escuchaba esa frase, pensaba que eso aplicaba solamente para el content marketing; pero pensando un poco más me di cuenta que también puede aplicarse al desarrollo de software.

"Todo comienza con la escritura". Al pensar como aplica esa frase al desarrollo de software, recordé que como programador lo que me gusta es escribir código. No me gusta escribir palabras sobre lo que va a hacer mi programa, no me gusta realmente escribir documentación; pero... 

También recuerdo que en los proyectos donde he podido avanzar más rápido y sin estrés es cuando me entregan los requerimientos por escrito y bien explicados. Cuando la persona que describe el problema se tomó la molestia de escribir claramente el objetivo del proyecto. Me ha tocado estar en proyectos donde no hablo directamente con el cliente, donde mi trabajo es solo implementar una solución propuesta por el arquitecto, en esas ocasiones ha sido fácil llegar al resultado cuando el diseño está bien documentado. Cuando no tengo que estar en las juntas donde se habla de como sería bueno que funcionaran las cosas en lugar de definirlas por escrito.



Parte de la motivación diaria que me ayuda para no distraerme es tener tareas bien definidas, por eso creo que es bueno definir tareas antes de ponerse a programar... con esto me doy cuenta que realmente todo empieza con la escritura, también en el desarrollo de software. Se inicia con la definición de la idea, del objetivo y con la definición de tareas. Si tenemos el habito de escribir nuestras ideas, no nos dará flojera definir por escrito lo que vamos a realizar. De ese modo cuando tengamos definido lo que haremos podemos abrir el editor y solo preocuparnos por el código, seguir el flujo sin detenernos por falta de información.

Es claro que el escenario ideal no es muy común, por lo general no hay tiempo para definir todo a detalle e incluso cuando lo hay no tiene mucho sentido ya que seguramente los detalles de requerimientos cambiarán. Pero no por eso debemos dejar de definir el proyecto con escritura antes de iniciar, las especificaciones pueden cambiar y el habito de escribir nos va a ayudar a no postergar la actualización de la definición. Como todo, entre más practiquemos definir los proyectos con palabras más sencillo se nos hará. Será fácil que llegue una persona nueva al equipo y se ponga al corriente con lo que es el proyecto. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario