miércoles, junio 15, 2011

Motivación diaria

Hay días en los que siento que soy productivo y tengo muchas ganas de programar. En cambio hay otros en los que simplemente no tengo ganas, estoy frente a la computadora, pero no logro avanzar en las tareas pendientes. Tratando de encontrar cuales son los factores que influyen para estar motivado y ser productivo, identifique los siguientes:

Conocer el dominio del problema: Cuando ya se lo que tengo que hacer es más rápido ponerme a hacerlo. Cuando no conozco el beneficio o la razón de una característica del sistema donde estoy trabajando, o peor cuando no se exactamente que es lo que se supone que debe de hacer, mi productividad baja. Cuando se lo que se requiere, simplemente lo hago.

Comunicación constante: Esto va ligado al primer punto, para conocer el dominio del problema es necesaria una comunicación constante con el cliente. Cuando tengo dudas y el cliente tarda mucho en contestarlas o simplemente no lo hace, en algunos de esos casos simplemente no puedo avanzar, me desmotiva y se me quitan las ganas de trabajar en eso. También la comunicación entre los miembros del equipo me ayuda a mantenerme enfocado en lo que se quiere lograr, no me aburro ni busco algo con que entretenerme en el internet.

Tareas cortas y bien definidas: Tener bien definidas las acciones concretas a realizar me permite concentrarme en esa acción, evitando la parálisis por análisis. Que las tareas sean cortas me ayuda a poder terminarlas en poco tiempo. Dándome una sensación de avance, la cual, me motiva a seguir avanzando en el proyecto.

Café: Hay días que lo más difícil es empezar. Una vez que inicio con las tareas, el resto no es tan difícil. Para iniciar con ganas un café por la mañana ha sido muy efectivo.  Hay ocasiones (generalmente después de comer) que no tengo ganas de programar y lo único que pienso es en la hora de la salida. Para esos casos una bebida energética me “vuelve a la vida”, después ni cuenta me doy cuando ya es hora de irme.

Evitar interrupciones: Una vez que ya inicié a programar es fácil enracharse. El problema con las interrupciones es que me quitan esa viada que llevaba y necesito volver a empezar (que es lo más difícil). Las interrupciones pueden ser tanto internas (por mi mismo) o externas (alguien más me interrumpe). Para las externas no hay mucho que pueda hacer; pero para las internas he notado que el escuchar música me ayuda a concentrarme en lo que estoy, sin tratar de ver que dice la gente en las redes sociales o ver alguna foto graciosa.

Evitar estrés: Una mente tranquila produce más, que una mente casada o frustrada. Algunas veces el trabajo no es como quisiera, ya sea por decisiones de los managers, trabajar con sistemas legacy, “clientes especiales”, etcétera. Aunque me quejo seguido por cosas así, trato de que no me afecte al momento escribir código. Y si me pongo a pensar en esas cosas mejor me voy a caminar un rato, para que se me pase o para hablarlo con alguien más. Para evitar el estrés también ayuda estar bien con la familia, dormir bien… o no dormir Guiño.

Bueno… estos son algunos de los factores que he notado ayudan a mantenerme contento trabajando, motivado y productivo.

3 comentarios:

  1. una buena ayuda como motivacion

    http://www.amazon.com/Game-Frame-Using-Strategy-Success/dp/1451611056/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1308179768&sr=8-1

    ResponderEliminar
  2. A mi me ayuda, sobretodo al programar, que cuando me "ciclo" con un problema, me alejo por unos momentos ya sea a caminar un poco o hacer una tarea sencilla. Al regresar casi siempre encuentro la respuesta.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mario, excelente blog. Bueno sobre este tema, yo para resetearme en lo personal y lo digo sin ninguna vergüenza, me hecho una partida de Starcraft o si no me pongo a ver una película.

    ResponderEliminar