viernes, enero 06, 2017

Si no sabes, no mientas

Hace tiempo necesitábamos sacar un proyecto que sería una prueba de concepto, algo rápido para probar una idea. La meta era sacar el proyecto en 2 semanas, el cliente solo quería saber si ese sería el mejor camino para resolver el problema. Le pedí a un programador que me ayudará con cierta tarea y al mismo tiempo le explique la importancia de tener algo listo en el menor tiempo posible. Al explicarle lo que debía de hacer le pregunté si ya lo había hecho antes, si sabía usar la herramienta. Porque si no, yo podría explicarle sin problema en una hora como hacerlo. De ese modo él iba poder seguir desarrollando. Me contestó que ya lo conocía y que no habría problema.

Al otro día revisé el repo y no estaba lo que había pedido. Le pregunté sobre el commit y me comentó que se le había pasado subirlo; pero que lo haría en ese día. Sin embargo al otro día seguía sin ver los cambios. No me gusta estar preguntando cada rato el clásico "cómo vas"; pero si no se ve avance en el proyecto no queda de otra más que preguntar. Me dijo que en un momento se lo aventaba... después de un rato me pidió ayuda porque no sabía como hacer lo que le había pedido. Esto fue casi tres días después de cuando le asigné la tarea y le pregunté si sabía.


No me hubiera molestado, para nada, que no supiera como realizar algo, porque pude haberle explicado y contemplar el tiempo necesario para aprender; pero como me dijo que sí sabía, no había planeado esos 2 días y ahora con dos días menos debía planear el tiempo que le llevaría aprender aquello que quizás pensó que podría googlear y sacar sin que me diera cuenta que no sabía.

Si necesito algo nuevo ¿Confiaré en que esa persona dará una solución? No. Ahora sé que no puedo confiar en que hará el trabajo, aunque diga que lo sabe hacer. No había necesidad de mentir, ni de tratar de hacer creer a los demás que sabía lo que no sabe. No está mal no saber, lo que sí está mal es mentir. Si no queremos decir "no sé", lo que debemos hacer es tratar de estar preparados para lo que se pueda necesitar, aprender lo nuevo lleva su tiempo y debemos estar en constante capacitación para mantenernos al día y ser útil cuando se necesite usar algo nuevo.

No debes tener miedo a decir que no sabes hacer algo o que no haz usado cierta herramienta. Nadie sabe todo. Lo más importante es la actitud, las ganas de aprender y tener sentido común. Si crees que perderás reputación por decir que no sabes algo, de nada sirve mentir, al final se va a notar que no sabes y va a salir peor. No solo serás la persona que no sabe, también serás alguien en quien no se puede confiar. Aprender algo nuevo es fácil, recuperar la confianza de los demás no tanto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario