martes, marzo 08, 2011

Al desarrollador le gusta desarrollar

Seguido leo (y escribo) comentarios, tweets, posts, etc sobre lo mal que la pasamos en ciertos proyectos en los que trabajamos. Aun y cuando lo que nos gusta hacer, como desarrolladores que somos, es desarrollar. ¿Entonces por qué es que surgen estas situaciones de descontento entre los desarrolladores?

Considero que parte del problema es la falta de decisión que se tiene sobre el curso de algún proyecto, la arquitectura, metodología, framework, (peor cuando nos toca usar el intento de framework que hizo alguien más), etc. Esto hace que el desarrollador se sienta como un code monkey, alguien que hace la talacha y no como alguien que desarrolla soluciones para las necesidades del cliente. No hay motivación.

Al participar en proyectos con diferentes empresas he notado que en los proyectos que he sufrido mas frustración, al trabajar en ellos, es cuando el cliente ya eligió que usar y peor cuando ya eligió el como hacerlo. Al iniciar o continuar el desarrollo del proyecto me encuentro con que la decisión del cliente no fue la mejor, muchas veces basada en las viejas formas de hacer las cosas o basado en la tecnología que un tercero le vendió. Esto hace que haya cierta frustración en el desarrollo del proyecto porque estoy en problemas por culpa de alguien más.

Este descontento también aparece cuando no se entienden bien las necesidades del cliente. Ya sea porque se trata de un sistema ya establecido y solo se pide que se corrijan algunos errores. Y no se quiere perder tiempo en explicarle al equipo la importancia de lo que hace el sistema. Esto hace que el desarrollador no sienta el proyecto como suyo y por lo tanto no sienta motivación para mejorarlo.

En cambio cuando se trabaja en proyectos donde el cliente explica, no solo las necesidades sino también las razones por las cuales es importante. Incluso que nos explique porque eligió la posible solución y el como. De una manera en la que el equipo pueda aportar y mejorar esa idea. Es cuando se siente una mayor motivación para trabajar en ese proyecto.

Hace poco grabamos un episodio de Dev3Cast y ahí nos comentaba Iván González sobre la importancia de la confianza en el equipo. Y la importancia de la opinión de todos los desarrolladores, incluso de aquellos que aun no tienen experiencia.

Esto puede ayudar a que el desarrollador sienta el proyecto como suyo y este dispuesto a dar un poco más de esfuerzo con tal de que se logre un mejor resultado, mientras hace lo que le gusta. Los managers deben de tomar ventaja de que al desarrollador le gusta desarrollar.