martes, julio 28, 2015

¿Programar es arte?

He escuchado varias veces que programar es un arte. Es cierto que el código tiene algo de la personalidad del programador; pero de eso a llamarlo arte…

programadores-artistas

Hay muchas definiciones de lo que es arte, algunas lo definen simplemente como algo bien hecho; pero muchas otras hablan del aspecto estético y de la expresión del artista a través de su trabajo. Creo que por eso es que se le ha llamado arte a la programación, de alguna forma nos expresamos usando un lenguaje de programación. Además puede haber varios estilos para resolver el mismo problema. Algunos son más elegantes que otros y muchas veces la elegancia se basa solo en aspectos subjetivos, al igual que la belleza del arte.

El objetivo de la programación es distinto al del arte. El arte busca la expresión del artista, transmitir sentimientos, lograr un placer estético en el observador. La programación, por otro lado, busca la solución a un problema y al mismo tiempo hacerlo de una manera simple, ocultando la complejidad para el fácil mantenimiento del programa. Esa es la razón por la que considero que programar no es arte, ya que no busca la expresión del programador, sino la solución a un problema determinado.

Hay quienes opinan que la programación es una artesanía, lo cual me parece un termino interesante. Hace tiempo platicamos sobre la artesanía de software en el Dev3Cast.

¿Tienes algún comentario? Mándame un correo a blog@developeando.com.

2 comentarios:

  1. Supongo que programar tiene tanto de arte como quien programa, Gaudi era Arquitecto y albañil y si miras su obra tiene tanto de eso como de arte.
    Miguel Angel pudo haber pintado la cúpula de la capilla sixtina de un solo color pero prefirió angeles, creo que tiene que ver con eso, con una solución "elegante" que sea tanto funcional como expresiva.
    Un cocinero, cocina ya que el fin es solo alimentar pero el arte culinario no solo satisface una necesidad básica humana, sino que le lleva mas allá y crea una experiencia tanto sensorial como social.

    Programar tiene un fin, pero en ocasiones el fin es solo el principio y la experiencia de utilizar ese ingenio y "ver" desde los ojos de quien te "tienta" a una experiencia nueva en si.

    Yo siempre que programo o creo interfaces tiendo a agregar a la mera funcionalidad pequeñas dosis de mi visión de como me gustaría que algo fuera, mi percepción de aquello que espero de algo y trato de hacer de una tarea rutinaria una experiencia con una profundidad deferente.
    ese "algo mas" yo solo lo puedo definir como la expresión artística de aquello que estoy creando.

    Volviendo al arte "obvio" la diferencia entre El David y cualquier otro trozo de mármol de la cantera es la imagen mental de quien lo cincelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, es interesante lo que comentas sobre que "programar tiene tanto de arte como quien programa", es cierto que tiene que ver con el concepto de la "elegancia" del código. Quizás por eso el termino artesanía a veces lo siento más acertado.

      Gracias por compartir tu opinión.

      Eliminar