martes, marzo 08, 2016

Errores al Realizar Estimaciones

Casi siempre antes de iniciar un proyecto, es necesario saber cuanto tiempo nos vamos a tardar. Esto es para saber si realmente vale la pena hacerlo o no. Cuando el proyecto es personal no es tan complicado calcular, bueno por lo menos no es un riesgo; pero cuando es un proyecto que se va a cobrar y el cliente o jefe quiere saber si vale la pena realizarlo, a veces esa presión no nos deja estimarlo bien. Muchas veces los errores son cosas que pasan seguido y se pueden evitar si las identificamos.

El primer error es no querer estimar, es común escuchar o pensar "yo no sé estimar" y ese es nuestro pretexto para no ser responsables del estimado. Es normal no atinarle al tiempo que se lleva una tarea, sobre todo si es la primera vez que estimamos cuanto tiempo se lleva algo. Estimar es una habilidad que se obtiene practicando. Si queremos ser mejores estimando, debemos estimar más. Entre más lo evitemos, menos aprendemos a realizarlo.

Otro error al estimar es el ser muy optimista. Esto es pensar que todo va a salir bien a la primera. O que las cosas no van a cambiar. Cuando estamos trabajando en un proyecto de software, las cosas "nunca" van de acuerdo al diseño original (por algo lo llamamos desarrollo). Cuando estimamos debemos tomar en cuenta que lo más probable es que nuestra primera propuesta de solución no sea la adecuada. Siempre hay que agregar el "colchón" por si las dudas.

Ser muy pesimista es un error también, generalmente pasa después de que tuvimos problemas en proyectos anteriores por ser muy optimistas. Aquí el síntoma es que le ponemos tanto "colchón" a las tareas que puede parecer que el proyecto no vale la pena desarrollarlo por todo el tiempo que se llevaría. Encontrar el balance viene con la práctica.

Para poder saber el tiempo que nos lleva realizar un proyecto debemos poder definir las tareas  necesarias para completarlo. Otro error frecuente es no descomponer el proyecto en tareas concretas. A veces por no ponernos a pensar un momento a que se refiere cada tarea, podemos llevarnos una sorpresa al momento de realizarla y darnos cuenta que en realidad se lleva menos o más tiempo del que habíamos pensado. Es importante estimar cada parte del proyecto.

El último error de mi lista es no revisar que tan cerca estuvimos del estimado original una vez que terminemos cada tarea y el proyecto. Para poder aprender necesitamos saber que tan cerca o lejos estuvimos y entender el porqué. Esto nos va a ayudar a tomar esos factores en cuenta la próxima vez.