lunes, marzo 14, 2011

La practica hace al maestro

Hace unos días tuve la oportunidad de dar una capacitación (en el .Net Framework) a unos compañeros de trabajo que acaban de egresar de la universidad y que aun no tienen experiencia laboral. Algo común entre ellos era la falta de practica al momento de empezar a escribir código. Podían entender fácilmente el ejemplo escrito por mi, pero no les era igual de fácil escribir código propio.

Me di cuenta que algunos tomaban varias notas en papel sobre lo que íbamos haciendo, en lugar de ponerse a practicar. Esto me hizo pensar que el aprender (y mejorar) a programar debe de hacerse de la misma forma en la que se aprenden las matemáticas. No basta con saber los procedimientos para resolver un problema, es necesario practicar las operaciones con varios ejercicios para poder dominar el tema (y resolver los problemas mas rápido y fácil).

Cuando aprendemos a sumar, restar, multiplicar, dividir, etcétera. La parte de tomar notas es muy poca, la mayor parte del aprendizaje se da al practicar. Lo mismo pasa con la ortografía, no es solo conociendo las reglas, es con la practica constante como aprendemos a escribir mejor y cometer menos faltas de ortografía (como reconocer las palabras que llevan acento).

También se podría comparar con el aprender un segundo idioma, llega un momento en que puedes entenderlo casi perfectamente pero para poder hablarlo correctamente se necesita de practica, equivocarte constantemente hasta que puedas darte cuenta que algo no suena bien y busques una mejor forma de expresarlo. Y si dejas de practícar puede ser que algunas palabras se te olviden aunque no tuvieras ningún problema en entenderla si alguien mas la dice.

Considero para que un desarrollador profesional pueda seguir superándose es importante leer, ya sea blog posts, artículos, código de algún proyecto de código abierto, screencasts, podcasts, en fin… consumir y producir contenido técnico. Pero algo que ayuda mucho a ser un mejor desarrollador es la practica constante, escribir muchas líneas de código, cometer errores y aprender de ellos (echando a perder se aprende). Así que además de leer y tomar notas es necesario practicar constantemente, porque (ya lo dice el viejo y conocido refrán) “la practica hace al maestro”.